La fachada mediática
La fachada mediática

La fachada del edificio supone una gran pantalla para la creación.

La fachada del C3A está diseñada para ofrecer una apariencia durante el día, mientras que por la noche se convierte en una única y dinámica pared de comunicación que reacciona muy específicamente a la arquitectura. Los 100 metros de esta fachada están formados por 1.319 huecos hexagonales. Cada uno de los huecos sirve como un reflector para una fuente de luz artificial integrada. La intensidad de cada lámpara se puede controlar individualmente, formando una gran pantalla irregular, en un gran comunicador de información digital.

Durante el día, la fachada muestra un paisaje tridimensional sin signos de fachada mediática. Además, esta modulación tectónica y topografía superficial se caracteriza por una composición lúdica de luz y sombra que cambia constantemente con el movimiento del sol.

A partir de la inauguración, esta fachada tecnológica ofrecerá las creaciones de la empresa Realities United, radicada en Berlín, que generará imágenes y modelos sobre el Guadalquivir.